Turismo y desconfinamiento: las vacaciones que nunca olvidaremos.

Sí, puede sonar exagerado… “Las vacaciones de tu vida”, “El viaje de tu vida”, … pero así es, todo lo que pase a partir de ahora, va a ser tan único y viene de una situación tan excepcional, que lo vamos a recordar toda la vida.

Empecemos a soñar despiertos

Hace ya más de 6 semanas que empezó nuestro confinamiento, 6 semanas que nos pusimos en contacto contigo para contarte nuestra visión acerca de cómo esta industria, la de los viajes, podía aportar a la sociedad en un momento en el que la incertidumbre se apoderó de nosotros. Y dimos en el clavo. 

El pasado 16 de marzo hicimos un ejercicio de reflexión en el que defendimos que, como marcas turísticas, nuestra responsabilidad y papel en la sociedad pasaba por conseguir que todos aquellos viajeros encerrados en sus casas pudieran soñar con la idea de viajar. Una idea que no solo servía como vía de escape mientras estamos en casa sino que ha sido la única forma de que nuestras marcas, empresas y experiencias siguieran vivas en la mente de los viajeros.

Ahora, ya viendo cada vez más cerca la libertad de movimiento y la posibilidad de viajar, por muy limitada que sea, como viajeros, nos preparamos para las vacaciones de nuestra vida.

Nos preparamos para el viaje que nunca olvidaremos. El viaje del año del confinamiento.

Esas primeras vacaciones después de un par de meses encerrados en nuestras casas, de la pandemia mundial, del esos meses de marzo y abril perdidos. Una historia que contar a nuestros nietos. 

 

Afrontando la realidad que nos viene

Han sido casi dos meses en los que, gracias a Plan de Choque para Turismo, hemos tenido la oportunidad de conocer de primera mano cuáles eran las posibilidades y las opciones que los negocios turísticos íbamos a tener en el momento que esta situación empezara a cambiar. Muchas suposiciones acerca del tipo de realidad que íbamos a tener que afrontar. 

Hoy, 2 de mayo de 2020, ya empezamos la desescalada en España, el desconfinamiento. Un proceso que será ágil y ordenado siempre que la responsabilidad sea un compromiso que adquiramos como sociedad.

Esta nueva realidad que tenemos que afrontar con la visión que nos han dado estas semanas de reflexión y reinvenciones varias.

Y hoy, aunque el análisis lo hagamos desde el punto de vista de la realidad que (previsiblemente) vamos a vivir en España, porque es la que mejor comprendemos, esperamos que esta reflexión os sirva, a todos aquellos que nos estáis leyendo, para entender cómo vuestro negocio turístico tiene que trabajar para afrontar con el mejor impacto posible, esta nueva situación. 

 

La desescalada y la acción turística

Aunque por el momento aún no se sepa cuándo podremos volver a viajar fuera de la provincia o isla en la que residimos ya sabemos, más o menos, cuándo los negocios turísticos pueden empezar a retomar su actividad. Así que, con la progresiva desaparición de la sensación de inseguridad e incertidumbre en viajeros y negocios, ya ha llegado el momento de pasar al siguiente nivel de acción: pensar en qué y cómo vamos a vender.

Si has decidido que este 2020 tienes que volver a la carga y no dejar pasar este año sin oficio ni beneficio, ya de ya, hay que ponerse en marcha. La solución pasa por diseñar un plan en base a las diferentes fases de la salida en relación a tu negocio, al viajero que quieres atraer y al resto de productos y servicios turísticos que conforman la experiencia en el destino en el que trabajas.

Pero ojo, tengamos todos en mente que esta realidad también es una oportunidad para reinventar el modelo de nuestro negocio turístico.

También es el momento de poner en marcha un cambio más profundo que nos ayude a enfocar el futuro de una forma más rentable y sostenible.

Vamos a plantearnos, también, que las dificultades que tengamos que sortear ahora mismo (como la baja afluencia de turistas, una más que posible guerra de precios, falta de oferta complementaria, ...) se conviertan en la ocasión perfecta para convertirnos en una industria mucho más innovadora.

 

Un año, y unas vacaciones, que nunca olvidaremos

Porque, y volviendo a lo que contábamos al principio, este va a ser el año del viaje y de las vacaciones de nuestra vida. Y los negocios turísticos tenemos que estar a la altura.

Vamos a poner todo nuestro empeño en que cada escapada, cada experiencia de viaje, por muy corta y cercana que sea, se convierta en un recuerdo de esos que quieres contar.

Experiencias pensando en el turista de proximidad

La movilidad limitada a tu misma provincia es una de las pocas medidas que tenemos seguras y, además, la variable que más nos limita a la hora de poner en marcha una estrategia u otra. Porque los viajes, implican movimiento, ¿no? 

La limitación de la movilidad implica que, como viajeros, necesitamos una experiencia de viaje que nos aporte algo nuevo, aunque sea a unos pocos kilómetros de casa. Y ahí está, también, el primer problema comunicativo al que tenemos que hacer frente: e conseguir que los viajeros entiendan que, por muy pocos que sean los kilómetros que van a recorrer para disfrutar de sus vacaciones, también es un viaje.

Los que queremos viajar este 2020 lo vamos a hacer buscando seguridad, pero también, como siempre, experiencias.

Y es en ese punto en el que las marcas turísticas tenemos una nueva oportunidad: diseñar y comunicar experiencias de viaje pensando en ese nuevo tipo de viajero que, en condiciones “normales”, hubiera buscado cubrir sus necesidades con otro tipo de oferta turística: en otro destino, con otros precios, con condiciones diferentes, …  

En este momento es imprescindible que conozcas cuáles son esas nuevas necesidades, diseñes un producto o un servicio a medida y lo comuniques, sobre todo, lo comuniques.

 

Todo lo que implica llegar a un viajero diferente

La limitación de movimiento así como las circunstancias en las que vamos a viajar este año nos obligan a, como marcas turísticas,  alcanzar, enamorar y convertir en cliente a un tipo de viajero que nunca antes habíamos tenido en mente: el viajero post-confinamiento. No se trata únicamente de las circunstancias, sino de un cambio en la forma de comprar y consumir los viajes.

En este momento tu estrategia de marketing y comunicación (y sobre todo en digital) es clave. Es imprescindible, primero, porque ahora mismo es la única forma que tienes de mostrar tu marca a esos viajeros que van a poder convertirse en tus clientes este año y, segundo, porque necesitas poner en valor toda esa nueva experiencia que has diseñado con tanto cuidado para que estas vacaciones, sí, se conviertan en un viaje inolvidable.

A partir de hoy, se pone en marcha todo el mecanismo que convierte nuestros deseos de viajar en un proceso de compra.

A partir de hoy, cada negocio turístico que quiera salvar este 2020 tiene que poner en marcha todas las herramientas que estén a su alcance para, primero conocer las necesidades y deseos de experiencia de ese nuevo viajero en su destino para, luego, comunicarlas y hacérselas llegar. 

Porque es bastante probable que el viajero que esté en condiciones de convertirse en tu cliente este año todavía no sepa ni que existes. Y así, no vas a salvar este 2020. 

Trabaja, trabaja incansablemente tu estrategia de marketing y comunicación, porque tienes que ganarle esta guerra al cambio a base de contenidos, campañas, producto, segmentación y mucha creatividad. Plantéate que seguramente este año es el año en el que vas a tener que hacer muchas cosas por primera vez, y piensa en el marketing y la comunicación como la herramienta perfecta para superar esta crisis.

Porque ahora sí que sí, es el momento de ponerse las pilas. Porque esas vacaciones que nunca olvidaremos se merecen una experiencia excepcional.

 

Laura y Paloma

Co-Fundadoras de Inturea

Estudio comportamiento viajero post covid-19

Tags: Marketing Turístico, LEER, OH! Objetivos

Seguro que te interesa...